como leer un neumatico - El Transporte

Vaya al Contenido

Menu Principal:

como leer un neumatico

Noticias > Articulos

como leer un neumatico



Leyenda de un neumático
Las ruedas son el único punto de unión entre el vehículo y el asfalto. Su parte exterior, el neumático, es el responsable de mantener una buena superficie de contacto con el suelo asegurando con su nivel de adherencia que el vehículo traccione sobre el terreno.
A pesar de ser tan importantes, a menudo nos pasan desapercibidas sus características. Como mucho conocemos su anchura y diámetro interior. Ah, y que se desinflan y que hay que cambiarlos antes de que el dibujo quede en menos de 1,6 mm de profundidad.
Basta sin embargo con echar un vistazo a los flancos del neumático para comprobar que allí se nos ofrece mucha información, buena parte de la cual nos puede ayudar si sabemos analizarla de forma conveniente.

Los neumáticos
Los neumáticos son una parte fundamental en la seguridad de un vehículo. Un correcto mantenimiento de éstos es garantía de seguridad, tanto para nosotros como para otras personas.
El estado de los neumáticos afecta de forma directa al sistema de frenos y de amortiguación, de hecho, aunque tengamos los frenos más eficaces del mundo y los mejores amortiguadores, si nuestros neumáticos están deteriorados o en mal estado, nos será muy difícil controlar el vehículo. A la hora de elegir qué neumáticos vamos a montar tenemos que tener en cuenta los siguientes factores: el tamaño, la profundidad de la banda de rodadura y la presión, pero además hay que vigilar siempre el desgaste y deterioro.
Para mantener nuestros neumáticos en perfecto estado tenemos que revisar y vigilar cuatro puntos fundamentales.
1- La profundidad de la banda de rodadura:
La mayoría están diseñadas para que el neumático drene el agua del firme reduciendo así la posibilidad del llamado efecto “aquaplaning”, esto es, perder el control de la dirección cuando el neumático se desliza encima del agua.
2-Equilibrado:
Consiste en unos contrapesos que estabilizan el vehículo y evitan el desgaste prematuro de los neumáticos.
3- Alineación:
El vehículo debe avanzar en línea recta cuando rueda sobre superficies regulares. Una mala alineación produce un desgaste mayor en un neumático que en otro afectando al control del vehículo.
4-Válvulas:
Las válvulas deben cambiarse cada vez que se sustituyan los neumáticos ya que mantener una presión adecuada influye directamente en el control del vehículo y en el consumo de combustible. La presión de los neumáticos debe revisarse cuando éstos estén fríos. Para saber qué presión necesitan nuestros neumáticos hay que consultar el manual que se entrega con el vehículo.
¿Cuándo debemos revisar los neumáticos?
Cuando notemos que el vehículo tiende a irse hacia un lado.
Cuando observemos que la rueda se empieza a desgastar de un modo irregular.
Cuando tenemos dificultad para controlar el vehículo.
Cuando notemos que aumenta la distancia y tiempo de frenado.
Cuando percibamos extrañas vibraciones e el volante.
Cuando las ruedas reciban un golpe.
Cuando los neumáticos presenten cortes, rozaduras o protuberancias
Es conveniente recordar que la rueda de repuesto debe estar en perfectas condiciones.
Si observamos los flancos de un neumático podemos observar distintos dígitos y letras grabados en la superficie. Estos códigos nos revelan desde la capacidad de carga máxima del neumático hasta su tamaño, pasando por la velocidad y el tipo de neumático.
En Europa se utilizan los siguientes campos numerados en la ilustración:
1. Medidas. Comprende los siguientes valores: anchura en mm, relación entre altura y anchura, estructura, diámetro interior en pulgadas, índice de carga y límite de velocidad máxima.
En el ejemplo 185/65 R15 88T, tenemos un neumático de anchura 185 mm, relación del 65% entre la altura que va de la llanta hasta el punto de contacto con el suelo y la anchura del neumático, estructura Radial – frente a las estructuras Diagonales o diagonal cinturadas (B) – , diámetro interior del neumático (o diámetro exterior de la llanta) de 15 pulgadas, índice de carga 88 (que equivale a 560 kg), y utilizables a una velocidad máxima T (que equivale a 190km/h).
2. Marca comercial utilizada por el fabricante.
3. Denominación comercial del modelo de neumático.
4. Método de construcción de las diferentes capas de tejido que cubren la carcasa hasta llegar a la banda de rodadura: radial en contraposición a la colocación de las capas en diagonal o en diagonal cinturada.
5. Inscripción tubeless, sin cámara, como contraposición a los antiguos neumáticos provistos de cámara independiente, denominados tubetype.
6. Inscripción MS, M+S, M&S (de mud y snow – barro y nieve), que certifica el uso del neumático durante el invierno. Rodando sobre asfalto seco se acentúa su desgaste.
7. Fecha de fabricación (semana y año, 2507 sería la semana 25 del 2007). Con el paso del tiempo el neumático pierde algunas de sus propiedades, como la flexibilidad y la capacidad de adherencia, y puede llegar a estriarse. El ritmo de degradación dependerá de factores como la calidad de la cubierta y las condiciones de almacenaje.
8. Marcado CE de homologación europea, consistente en un número de registro, la letra e y el código del estado miembro de la UE que expidió la homologación.
9. País de fabricación.
En América, donde las normas de homologación son más estrictas, se exigen estos campos:
10. Código interno del fabricante.
11. Certificado de homologación de EEUU, también llamado código DOT.
12. Identidad del fabricante y dimensiones del modelo de neumático.
13. Carga autorizada y presión de inflado máxima permitida.
14. Número de capas y material del que están fabricadas.
15. Marcas exteriores de desgaste.
16. Treadwear, o duración relativa del neumático. Medición comparativa de resistencia al desgaste bajo condiciones controladas, donde el valor mínimo es 100.
17. Tracción o capacidad de frenado sobre asfalto mojado, graduada de AA a C, donde AA es el valor máximo.
18. Resistencia a la temperatura. Representa la resistencia de la llanta a la generación de calor bajo condiciones controladas. La más alta es A y la más baja es C.
19. Normas de seguridad respecto al correcto uso de los neumáticos.
Los puntos 16, 17 y 18 se conocen con el nombre genérico UTQG, por las siglas en inglés de Clasificación Uniforme de Calidad de Neumáticos.

Fdo. El Transporte.es
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal