El voluntario forestal que murió en la N-340 conducía un camión vetado por la Generalitat - El Transporte

Vaya al Contenido

Menu Principal:

El voluntario forestal que murió en la N-340 conducía un camión vetado por la Generalitat

noticias 2
Patrocinado por:
Llave de ruedas
El voluntario forestal que murió en la N-340 conducía un camión vetado por la Generalitat
Era un Pegaso modelo 'egipcio' que los Bombers dieron de baja en el 2003 tras dos accidentes mortales y varios informes desfavorables

El Govern pidió entonces un crédito extraordinario de 24 millones para jubilar de urgencia unos vehículos que 15 años después han resucitado para los ADF
El conductor del camión fallecido ayer jueves en la N-340 en l'Arboç (Baix Penedés) era un voluntario de una Agrupació de Defensa Forestal (ADF) que se dirigía al incendio de Castellet i la Gornal y conducía uno de los llamados 'egipcios', vehículos que los Bombers de la Generalitat retiraron en el 2003 tras concluir que no eran seguros, según fuentes consultadas por EL PERIÓDICO. En el accidente en el que perdió la vida el conductor, J.M.H.G., un hombre de 50 años y vecino de Avinyonet del Penedès, resultó también herido un acompañante, que fue trasladado en estado "menos grave" en helicóptero al hospital de Bellvitge. Según informó el Servei Català de Trànsit (SCT), el incidente se produjo por una salida de la carretera en el punto kilométrico 1202.5 sobre las 16.30 horas. El camión volcó.

Dos bomberos de la Generalitat fallecieron en agosto del 2003 en sendos accidentes con camiones Pegaso de los llamados 'egipcios'. El primero ocurrió el 12 de agosto cuando un Pegaso 3046/10 del parque de voluntarios de Ponts que volvía de un incendio volcó y mató a un auxiliar forestal de 22 años, Isaac García. El segundo accidente se produjo el 27 de agosto y en él murió Francesc Medialdea, bombero voluntario de la Vall d’Aran que regresaba de una revisión realizada en la sede central de Cerdanyola al Pegaso 2223. En ambos casos, los accidentes fueron a causa de una salida de la vía tras un reventón de la rueda, como el de este 2 de agosto.
Publicidad

Tras estas muertes, la Conselleria de Interior ordenó el 28 de agosto del 2003 paralizar los 58 'egipcios' de la flota de los Bombers. En enero del 2004, el Govern aprobó un crédito extraordinario de 24 millones para reemplazar estos camiones. La decisión, según informó entonces la 'conselleria', se tomó a partir de una investigación del Servei de Prevenció de Riscos Laborals, informes de los fabricantes de neumáticos Firestone y Michelín, del fabricante Pegaso, de los análisis del Laboratori General d’Assaigs i Investigacions (LGAI) y de la viabilidad de estos vehículos según Idiada, empresa especializada en la investigación en el sector de la automoción. Fue una de las primeras acciones que llevó a cabo el govern tripartito y que recayeron en la 'consellera' socialista Montserrat Tura.

Los 'egipcios' resucitan en manos de las ADF
Las ADF (Agrupacions de Defensa Forestal) las encarnan, sobre todo, propietarios forestales que, voluntariamente, participan en tareas de prevención y extinción de incendios, apoyando a los bomberos. Están regulados por la Conselleria de Agricultura, Ramaderia, Pesca i Alimentació y su color identificativo es el amarillo. Fuentes de este departamento subrayan que la decisión de elegir los camiones que conforman la flota logotipada de ADF la toma "cada agrupación, no Agricultura" y que desde el 2014 no se da "ninguna ayuda" para la compra de vehículos para este fin. Las subvenciones que sí entrega Agricultura son para pasar la ITV, para el seguro de los vehículos y para los voluntarios ADF.

Fuentes del Secretariat de les Federacions d'Agrupacions de Defensa Forestal (SFADF), por su parte, explican que dentro de la flota de ADF hay "varios egipcios" y que estos camiones resultaban inadecuados únicamente "a criterio de los Bombers, no del de las ADF". Tanto Agricultura como el SFADF afirman desconocer si alguno de los 'egipcios' que se dieron de baja en el 2003 actualmente vuelven a estar operativos para participar en la extinción de incendios pintados de amarillo y a cargo de agrupaciones forestales. Desde la 'conselleria' se remarca también que el vehículo siniestrado en la N-340 ha pasado la ITV y que la investigación en marcha de los Mossos no ha concluido todavía si la causa de este accidente guarda relación con alguno de los motivos que empujaron a la Generalitat hace 15 años a tomar la decisión de darlos de baja.

Antonio del Río, secretario de UGT, uno de los sindicatos movilizados entonces para lograr la retirada de los 'egipcios', es uno de tantos bomberos que ahora se pregunta "qué ha ocurrido". "¿Por qué un vehículo que se consideró peligroso para unos trabajadores de la Generalitat en el 2003 ahora vuelve a estar operativo en manos de los ADF?".
¿Por qué se llaman 'egipcios'?

La empresa Pegaso fabricó más de 1.000 camiones que iban a entrar en combate en la guerra entre Egipto y Libia de 1977. Pero el conflicto terminó antes de lo previsto y los Pegaso no se vendieron. A mediados de la década de los ochenta, el Govern adquirió a buen precio más de medio centenar de estos camiones, que pasaron a ser conocidos con el nombre de 'egipcios' y a engrosar la flota del cuerpo de Bombers. En lugar de ir a la guerra, su carrocería se pintó de rojo y se colocó detrás de la cabina una cuba de 3.500 litros de agua. La mutación entrañaba riesgos, que acabarían siendo fatales.

Los 'egipcios' no tenían rueda doble trasera -como los camiones actuales de bomberos- sino grandes neumáticos preparados para terreno arenoso. Los informes de la Generalitat constataron que, al circular sobre el asfalto, se calentaban y existía riesgo de que explotaran. Si esto ocurría, al contar con un centro de gravedad elevado y una cabina de pasaje no reforzada, las posibilidades de que volcaran y de que sus ocupantes salieron heridos eran demasiado altas. O a esa conclusión llegó el Govern, cuando decidió darlos todos de baja, tras las dos muertes de García y Medialdea. Así terminaba la polémica de los camiones 'egipcios', que ahora ha resucitado cuando uno de estos modelos ha aparecido pintado de amarillo en la fotografía de otro siniestro, en la carretera N-340, cuando lo conducía este jueves un voluntario ADF camino de un fuego forestal.
Fuente: elperiodico

volver a noticias-articulos
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal