La DGT planea una polémica modificación de los límites de velocidad en carreteras - El Transporte

Vaya al Contenido

Menu Principal:

La DGT planea una polémica modificación de los límites de velocidad en carreteras

Noticias



La DGT planea una polémica modificación de los límites de velocidad en carreteras


Zoido adelanta que la reforma de la Ley de Seguridad Vial retomará la reducción de 100 a 90 km/h la velocidad máxima en las carreteras convencionales










España se vuelve a poner a la cabeza de la seguridad vial en Europa al implantar las patrullas integrales. El sistema, presentado este martes por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, permitirá a las patrullas en motocicleta y a los coches de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizar controles de alcohol, drogas y velocidad sin la necesidad del apoyo de la unidad de atestados. En principio, las patrullas integrales están controlando el tráfico en las carreteras convencionales.

Para poner en marcha el plan, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha invertido 13,7 millones de euros en la compra de 1.000 etilómetros para realizar la prueba completa de alcohol, 694 lectores de drogas portátiles, y los ya conocidos 60 cinemómetros -radares- laser ligeros. Además, BMW acaba de entregar a la Agrupación de Tráfico 291 nuevas motocicletas R 1.200 RT equipadas para llevar, distribuidos entre dos motos, el equipo completo de la patrulla integral (etilómetros, lectores de drogas, radar láser y tablet para gestionar la infracción y consultar la base de datos de vehículos y conductores de Tráfico). Estas nuevas motos y equipo se suman a las 1.861 con que ya cuenta la Guardia Civil.

Aunque ya están disponibles todos estos equipos de los destacamentos (sectores y subsectores) de la Guardia Civil, el estreno oficial de este nuevo sistema de vigilancia de las carreteras tendrá lugar dentro de las 1.500 patrullas de la Agrupación de Tráfico del instituto armado -a bordo de motocicletas o coches- que tomarán parte en la 'operación Semana Santa' de la Dirección General de Tráfico (DGT). El objetivo, según el ministro Zoido, es "actuar en los tres factores que más inciden en la accidentalidad" y "evitar la comunicación entre conductores de la ubicación de los controles". De esta manera, la patrulla "procederá a la detención del vehículo infractor" y se evitará "la picaresca que utilizan algunos conductores de identificar a otra persona para no perder puntos en su permiso de conducción".

"Unas patrullas que son pioneras en Europa y estarán en las carreteras convencionales, dado que en ellas se producen ocho de cada diez accidentes", recordó Juan Ignacio Zoido. En todo caso, el ministro destacó que "no se trata de recaudar, se trata de estar vigilante para que nadie infrinja la ley y eso es lo que pretendemos. Que nadie se ponga a un volante si ha consumido alcohol o drogas y que nadie exceda la velocidad que se recomienda para que de esa manera la circulación pueda ser mucho más segura".

Reducción de velocidad
Respecto a la reforma de la Ley de Seguridad Vial, el ministro del Interior explicó que todavía está en fase de estudio y consultas con los expertos. "Se están barajando alguna serie de medidas como reducir la velocidad de 100 a 90 km/h en determinado tipos de carreteras (convencionales con 1,50 metros de arcén) como se está haciendo en casi todos los países de nuestro entorno en la Unión Europea, pero no hay ninguna medida que podamos decir que ya está definida de momento para garantizar mejor la seguridad en nuestras vías de circulación", explicó.

Además de las medidas de gestión del tráfico y de la vigilancia para esta Semana Santa, la DGT incrementará los mensajes de concienciación a través de los diferentes canales de los que dispone. La inversión realizada ha sido casi de 1,5 millones de euros. En concreto, en los próximos días se pondrá en marcha una campaña dirigida al colectivo de motoristas, colectivo del que 300 personas fallecen en accidentes cada año. Bajo el lema 'sobre una moto todos somos de cristal', la campaña hace ver que en caso de un siniestro los ocupantes de uno de estos vehículos son los que se llevan la peor parte. "En moto, el riesgo de morir es 17 veces mayor que en coche. Por este motivo, se llama a la prudencia, no solo a los motoristas sino también al resto de conductores", dijo Zoido.

Fuente : La Verad.es
Espacio Patrocinado por Trucks Palacios  
Volver a Inicio
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal