Las furgonetas son un problema pendiente de solución para la DGT - El Transporte

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Las furgonetas son un problema pendiente de solución para la DGT

Noticias > Articulos > Articulos 02
Patrocinado por:
V.Gomez
Las furgonetas son un problema pendiente de solución para la DGT

Un 8,5 % de todas las furgonetas controladas por la Dirección General de Tráfico (DGT) en la operación especial de control de este tipo de vehículos fueron denunciados por diversos motivos. Los más frecuentes fueron la conducción bajo los efectos de alcohol o drogas, superar los límites de velocidad y no tener la ITV en regla. Lo curioso es que desde hacía semanas se había advertido que entre el 23 y el 27 de julio se iba a realizar esta campaña de control.
Las cifras más importantes de esta operación de la DGT son un total de 37.200 furgonetas controladas y 3.151 conductores sancionados, de los que 636 lo fueron por no tener la ITV en regla, otros 577 por velocidad excesiva y 136 por conducir después de haber ingerido alcohol o drogas.

La sociedad cambia muy rápidamente en los últimos años, la llegada masiva de internet y de los móviles ha hecho que todo cambie. Un buen ejemplo en relación con el mundo de la automoción es la llegada de los servicios de 'carsharing' (Car2go, Emove o Wible) o los de 'motosharing', que crecen como la espuma en los últimos meses. O los servicios VTC de Uber y Cabify, con los problemas con los taxistas de la última semana.


Publicidad

Transportes y Gruas V.Gomez

Pero también los cambios se aprecian en el notable incremento de los servicios realizados por las furgonetas, que se están convirtiendo en grandes protagonistas del tráfico. Las ventas de estos vehículos crecen por el imparable aumento del comercio 'online'. El crecimiento de las ventas de Amazon o Alibaba, y la evolución de los grandes de la distribución en España, como El Corte Inglés, que ahora ofrecen los mismos servicios de venta 'online', han hecho que las entregas de paquetes se hayan disparado en los últimos meses.
Los vehículos más rápidos en las carreteras de acceso a las grandes ciudades y de su perímetro exterior, o en sus calles, son las furgonetas que necesitan hacer muchas entregas para obtener un resultado de su trabajo. Y lo hacen superando en muchos casos las velocidades límite. Pero también se exponen a otras muchas infracciones porque van usando el móvil mientras conducen para saber llegar a su siguiente punto de entrega o para hablar con sus jefes en busca de información sobre nuevas entregas. O circulan pegados a los coches de delante para intentar ganar tiempo o llevan su carga mal colocada…

Dentro de esta campaña de control de la DGT se ha sancionado a 577 conductores por velocidad excesiva o inadecuada. Pero curiosamente la DGT no dispone de un sistema que permita controlar de manera diferenciada la velocidad de las furgonetas, limitada a 90 km/h, de la del resto de vehículos. Es decir, que un radar no puede diferenciar si el vehículo que pasa por delante es una furgoneta, un camión o un turismo.

Publicidad

Transportes y gruas V.Gomez

Vigilar las carreteras
Si la DGT quiere dar una verdadera señal de control, debe vigilar que las furgonetas cumplan con sus limitaciones propias, como el resto de vehículos. Por ejemplo, ¿por qué no un día, sin ningún aviso previo, no se hace que los radares de las autovías, los que saltan a 127 km/h, lo hagan a 97 km/h? Luego se descartan las sanciones de los turismos que pueden ir hasta 120 km/h legalmente y se multa a los de las furgonetas o los camiones que superen sus límites. La razón por la que no se hace es que al día siguiente de recibirse esas multas, el sector de la distribución colapsaría España y el espectáculo de los taxistas de Madrid o Barcelona cortando la ciudad se quedaría pequeño.
Yo no sé si es bueno o es malo que las furgonetas tengan que circular a 90 km/h, quizá sea peor para el tráfico que unos vehículos circulen a 90 km/h, otros a 100 km/h y otros a 120, obligando a continuos adelantamientos entre unos y otros. Pero es la ley y lo que hay que conseguir en España, y creo que cada día es más difícil, es que todos los ciudadanos cumplan las leyes.

El 40% de los vehículos comerciales no pasaron la ITV en 2016.
El otro defecto grave por el que han sido sancionados 636 conductores de furgonetas es por no tener en regla la ITV. Y eso es todavía mucho más grave. Según un estudio de la Universidad Carlos III correspondiente al año 2016, un 40% de los vehículos comerciales obligados a pasar la ITV no lo hicieron. Solo hay un grupo de vehículos peor posicionado en este sentido: el de las motocicletas, donde casi un 60% de las obligadas a pasar la inspección técnica no lo hicieron ese año.

Un aspecto clave en la campaña de control de las furgonetas es el de la conducción bajo los efectos del alcohol o las drogas, que ha supuesto sanciones para 136 conductores de furgonetas controlados en esa semana de vigilancia especial. La duda que me queda es cuántos controles de alcohol y drogas se han hecho en esa.
La DGT debe tomarse en serio este problema de las furgonetas, que es muy grave
No solo por la implicación de estos vehículos en los accidentes de tráfico, que aumenta cada día, sino por la mala sensación que da al resto de ciudadanos saber que estos conductores, que con mucha frecuencia van abusando de los otros por el tamaño de sus vehículos, hacen lo que quieren en la carretera y pueden circular a 120 km/h cuando su límite legal es de 90 km/h.

La DGT, que ha sido pionera a nivel mundial en la instalación de radares en los helicópteros, que ahora ha hecho una fuerte inversión en los radares 'veloláser' o en el uso de drones para controlar a los conductores en todo momento, no es caz de desarrollar un sistema que permita diferenciar una furgoneta de un turismo. El objetivo es siempre el mismo, que todo el mundo cumpla con las leyes de tráfico, y con las de Hacienda y con todas las demás. Pero también los agentes de la Guardia Civil, los jueces, los parlamentarios y los ministros. Las leyes son para todos.
volver a noticias-articulos
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal