Transporte de mercancías: El puerto seco peninsular - El Transporte

Vaya al Contenido

Menu Principal:

Transporte de mercancías: El puerto seco peninsular

Noticias



Transporte de mercancías: El puerto seco peninsular

Transporte de mercancías: El puerto seco peninsular:


La Comunidad de Madrid cuenta con la mayor concentración de infraestructuras logísticas y de transportes del país. Esta privilegiada situación la convierte en el punto de conexión de las mercancías peninsulares y en uno de los puntos clave del sector a nivel continental y latinoamericano, según la Estrategia Logística desarrollada por el Ministerio de Fomento para los próximos años.
Salpicados por toda la región, se reparten un sinfín de espacios públicos y privados dedicados a la gestión de productos venidos de todo el mundo y cuya onda expansiva comercial alcanza a toda la península. El costado oriental de la capital es el que alberga la mayor parte de esta actividad, con una columna vertebral claramente destacable para el sector. Allí se agrupan, en una distancia de apenas 20 kilómetros, el aeropuerto de Barajas, el puerto seco de Coslada, la central ferroviaria de Abroñigal y Mercamadrid, las cuatro referencias en el sector a nivel nacional. Se trata de un motor económico por el que pasa un 80 por ciento del volumen de negocio de las principales empresas que operan en España y que genera decenas de miles de puestos de trabajo. A su alrededor hay un sinfín de infraestructuras que garantizan la intermodalidad y la inmediatez en el transporte y la gestión de mercancías.
Todas las administraciones han abogado durante los últimos años por dar servicio a este entramado. El Estado, a través del ferrocarril y, en menor medida, las carreteras y aeropuertos estatales; la administración regional, mediante la creación de un anillo de espacios logísticos y de clusters sectoriales que respondan a las necesidades de las industrias con alto valor añadido; y los ayuntamientos más pujantes en la materia, mediante la creación o ampliación de sus infraestructuras de gestión de mercancías.
El Plan de Infraestructuras Logísticas de la Comunidad de Madrid prevé una inversión de 4.000 millones de euros en 12 años para la implantación de nuevos espacios de gestión de mercancías, y una generación de 50.000 empleos asociados. La joya de su corona es el puerto seco de Coslada, el primero de sus características en Europa. Su principal objetivo se basa en ampliar el hinterland marítimo español y acercar la actividad de los puertos al centro peninsular. En una década ha multiplicado por 10 su capacidad de gestión, sirviendo de mecanismo de transmisión para los polígonos industriales y proveedores de más de 100.000 toneladas de mercancía anuales.
El Gobierno regional contempla construir una plataforma intermodal en Arganda del Rey, coordinándose con el desarrollo del Parque Empresarial de Arganda y El Espinillo. Otros centros logísticos regionales estarán ubicados en El Álamo, junto a la M-404; entre Torrejón de Velasco y Pinto, en la M-410; y en Torres de la Alameda.
Un anillo logístico
Los ayuntamientos de Móstoles y Madrid también contemplan proyectos propios para fomentar la logística en sus espacios urbanos. El primero pretende construir otro puerto seco, dentro de la iniciativa Puerta del Atlántico, que entroncará con las redes transeuropeas ferroviarias. En este sentido, la capital del sur de la región está inmersa en el proceso urbanístico que dará paso a la creación de este macrocomplejo que aunará cientos de miles de metros cuadrados de espacios industriales y logísticos, interconectados a través de nuevos accesos desde las carreteras regionales y nacionales.
La capital, por su parte, guarda en la recámara la ampliación de Mercamadrid para consolidar su liderazgo como gestor de alimentos a nivel general, sacando al mercado medio millón de metros cuadrados de suelo más para plantas destinadas a la logística de su sector, de alto nivel tecnológico. Asimismo, la estrategia del Consistorio pasa por crear un plan para crear una red serviindustrial que nutra a sectores de alto valor añadido, recuperando así la vertiente industrial de la capital. La guinda de este proyecto, reflejada en el avance del Plan General de Ordenación Urbana, es el Parque Tecnológico de Villaverde que, unido a las factorías municipales de Madrid, pretende dar una nueva visión del uso del suelo industrial para la ciudad.
A nivel ferroviario, Madrid es el nudo gordiano de la estrategia logística nacional y el tercer mayor ferropuerto del mundo, tras Tokio y París. Los planes de la administración pasan por crear la plataforma más importante del sur de Europa en cuanto a manipulación de tráficos internacionales de mercancías y sus industrias relacionadas (etiquetado, embalaje, consolidación, desconsolidación de carga, etcétera) se refiere.
A la espera de saber cuál es el reparto final de operaciones ferroviarias que hará el Gobierno, están sobre la mesa proyectos cruciales para el desarrollo del sector a nivel nacional y comunitario. El principal proyecto es el de la Red Transeuropea de Transporte, un conjunto de redes prioritarias de transporte concebidas para facilitar la comunicación de personas y mercancías a través de la UE. Madrid será el engranaje principal de varios de ellos. Otros corredores europeos previstos de los que se beneficiará Madrid serán el corredor SuperGreen, desarrollado por la Comisión Europea, que consiste en la optimización del transporte de mercancías con alto grado de respeto medioambiental; y la red EuroCarex, que busca la máxima eficiencia en la logística de mercancías.
Trenes kilométricos
Según datos del Ministerio de Fomento, Renfe Operadora transportó en 2012 17,07 millones de toneladas de mercancías, de las que dos tercios (11,45 millones) se transportaron en convoyes de carga únicamente y el resto en trenes intermodales. Este dato significó un leve decremento con respecto al año anterior. El 83,2 por ciento de esta cantidad se utilizó para transporte nacional de productos.
Adif cuenta con cinco instalaciones logísticas con diversas capacidades en la región, entre las que destaca el centro de Abroñigal, que procesa más de 5.000 trenes al año. Los planes de Fomento pasan por trasladar dicha instalación a un nuevo desarrollo en Vicálvaro para liberar el terreno de Méndez Álvaro y darle nuevos usos para el distrito de Arganzuela de Madrid. Asimismo, el administrador de infraestructuras ferroviarias busca financiación para desarrollar una instalación logística en Aranjuez que medirá un kilómetro y permitirá operar con los enormes trenes de mercancías de 750 metros de largo que está implantando el Estado. También posee varios apartaderos en explotación comercial.
El transporte de mercancías por carretera se ha visto condicionado por tres factores fundamentales, como han sido la atomización del sector (más de un 90 por ciento de los operadores son pymes), la crisis económica y la nueva Ley de Ordenación del Transporte Terrestre (LOTT), que han obligado al sector a reinventarse. Según datos de la Comunidad de Madrid, desde 2007 se ha reducido el sector en 25.000 empresas y autónomos. Benito Armero, presidente de Tradismer, una de las asociaciones profesionales más importantes del transporte por carretera, explica que en los últimos seis años opera menos de la mitad de empresas que en 2007. "Ya no es que falte trabajo, sino que los precios han caído y las pymes están supliendo a los grandes flotistas a un coste poco competitivo, ya que tienen que hacerse cargo de las demoras en los pagos por parte de las empresas. La aplicación enérgica de la ley de morosidad y la implantación de sanciones importantes a los contratistas serían la clave para que el sector recuperase terreno", comenta.
Según el director general regional de Transportes, Federico Jiménez de Parga, "Madrid ofrece a los transportistas un espacio muy competitivo en el que pueden encontrar mercado, gracias a su posición como primera región económica del país. Los planes de inspección e iniciativas políticas como la eliminación del céntimo sanitario a los profesionales van a beneficiar a 42.000 empresas y autónomos".
Emisor de correspondencia
Logista es la principal empresa logística peninsular. Desde la entidad aseguran que el grupo está indisolublemente unido a la Comunidad de Madrid. Desde Leganés se dirige una compañía con casi 6.000 profesionales (1.500 en la región) y más de 440 plataformas logísticas en España, Francia, Italia, Portugal y Polonia. Dos de sus principales plataformas se encuentran en Coslada y Getafe, aunque es su sede central el principal activo de la compañía. Uno de los mayores y más compactos centros logísticos en Europa con capacidad de almacenamiento de casi un millón de metros cuadrados.
El Grupo Correos es líder en su sector, gracias, especialmente, a la actividad en la Comunidad. Domingo Sebastián, director de la zona 4 de Correos, que gestiona Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura, destaca la importancia de la región: "El 53 por ciento de los grandes emisores de correspondencia están situados en Madrid. También pasa por la capital todo el correo internacional". Para poder gestionar este volumen de actividad, la compañía cuenta con siete centros logísticos, entre los que destacan el centro del aeropuerto de Barajas, la planta de tratamiento automatizada de Vallecas ?gestiona seis millones de envíos diarios? y el centro de tratamiento de paquetería, en cuyas instalaciones son tratados 90.000 paquetes cada día. 8.400 empleados trabajan en sus 208 oficinas multiservicio y sus 161 estaciones de reparto y servicios especiales.
En cuanto al negocio aeronáutico, fuentes de Aena concretan que "Madrid-Barajas concentra el 54,19 por ciento del flujo de mercancías aeroportuarias del país, con 345,80 millones de toneladas transportadas en 2013". La facturación de mercancías por parte de Aena ha capeado la crisis con bastante solvencia y ha recuperado la senda alcista en 2014.
En el aeropuerto se ubican 200 de las principales compañías del sector, entre las que destaca Iberia, miembro de IAG, como la operadora más importante, gracias a su planta de 34.000 metros cuadrados, gestionada por Iberia Cargo, en la que en el último ejercicio se gestionaron 1.007 millones de toneladas por kilómetro. Según Manuel López Colmenarejo, director de Desarrollo y Alianzas de Iberia, "la evolución del sector va a ir en función del desarrollo de nuevos modelos de aviones de pasajeros, con mayor capacidad de carga, ya que el tráfico de cargueros está en retroceso. En ese sentido, Madrid es un centro muy importante".
Fuente :madriddiario
www.eltransporte.es

 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal